Las Ruinas de Éfeso, la joya arqueológica de Turquía

Si buscas un museo al aire libre y sentirte como un semidios caminando por sus calles, es momento de venir a las Ruinas de Éfeso. Visitarás el Gran Teatro, la Biblioteca y Templo de Adriano. Turquía te espera.

Siempre pienso en ¿qué será de nuestras casas dentro de un millón de años?…quizás en medio de excavaciones los investigadores dirán: Miren cómo vivían los humanos de esos tiempos, en este tipo de estructuras, las llamaban «casas» y escribían en estos aparatos que le denominaban «laptops». Imagino que en un futuro, las personas dormirán en cápsulas voladoras y la vida será en hologramas.

Pues, te propongo que meditemos de esta forma al caminar por Las Ruinas de Éfeso, la joya arqueológica de Turquía, un lugar lleno de historia arquitectónica, ¿cómo vivían en ese tiempo?, ¿qué hacían? Te invito a ver juntos La Casa de la Virgen María, El Templo de Artemisa, su propio gimnasio, conocerás lo que puedes hacer allí, dónde dormir, qué llevar y cómo llegar.

Siendo lo más importante, tener datos móviles para estar siempre conectado durante el viaje y capturar la foto ideal que compartirás en las stories de tu Instagram.

Internet en Turquía

Compra en El Viajero tu tarjeta SIM Turquía de Holafly con un 5% de descuento. Aterrizar, insertar y listo. ¡Ya tienes Internet en Turquía!

Qué ver en Las Ruinas de Éfeso

Separa unas 4 horas para visitar las Ruinas de Éfeso o Ephesus, cerca del Mar Egeo, te sumergirás en 662, 62 hectáreas, donde podrás ver El Templo de Adriano, La Biblioteca de Celso, El Gran Teatro, El Camino Sagrado, entre otros.

Siéntete como un semidios caminando por su calle principal: De Los Curetes (así le denominaban a sus semidioses), por donde pasaron las principales civilizaciones de Europa. El piso es para morirse, adoquines muy conservados que cuentan historia.

Éfeso fue fundada en 1044 a.C. por Androkios (hijo del rey de Atenas), como lugar de culto en honor a Magna Mater (diosa de la fecundidad).

La Biblioteca de Celso

En la Biblioteca de Celso encontrarás: sabiduría, inteligencia, execlencia y conocimiento ¡literal!, pues, en su fachada están las réplicas de las estatuas que representan estas 4 virtudes: Sofía, Ennoia, Areté, Episteme.

La Biblioteca de Celso, es la tercera más grande del mundo, en su interior guardaba 12 000 pergaminos, con 1900 años de historia, siendo reconstruida en 1970. Un verdadero centro de conocimiento de la antigüedad.

Biblioteca de Celso en Éfeso, Turquía,  joya arqueológica
Biblioteca de Celso en Éfeso, Turquía. Fuente: Trond Giæver Myhre en Pixabay

Imagínate ser enterrado con más de 10 000 rollos de pergamino, este fue un pedido del senador Tiberio Julio Celso, quien yace aquí. Su hijo construyo la Biblioteca sobre su sepulcro, al morir el hijo, quien terminó de levantarla fue su nieto ¡qué locura!

El Templo de Adriano

Lo bueno del Templo de Adriano es que se encuentra en pie, siendo una de las mejor conservadas, en su fachada verás 4 pilares que pertenecían a los emperadores: Constantino, Teodosio, Maximiano y Dioceciano, sobre el arco la diosa de la fortuna Tyche. Destaca sobre todo la cabeza de una medusa para ahuyentar a los espíritus chocarreros :D…malignos.

¿Por qué Adriano?, pues fue construido en honor a la visita del emperador con dicho nombre. Te recomiendo sacarte una foto con la puerta de Adriano, una de las estructuras resturadas.

Las Ruinas de Éfeso han sido declaradas Patrimonio Mundial por la Unesco.

El Gran Teatro

Entre expectativa y realidad, El Gran Teatro supera todas las expectativas, es algo ¡impresionante!, con capacidad para 25 000 espectadores. Fue construido durante el periodo helenista y reconstruido durante el romano, ellos le añadieron una fachada, también lo ampliaron. Los últimos escalones están a 30 m de altura sobre el suelo, cuenta con un diamétro de 150 m .

Estar allí y admirar sus detalles es volver a vivir las representaciones teatrales, asambleas populares, luchas de gladiadores. Sin embargo, era solo un privilegio para la clase pudiente y media forjadora.

Gran Teatro en Éfeso, Turquía, joya arqueológica
Gran Teatro en Éfeso, Turquía. Fuente: laomi lv en Pixabay

Sabías que para determinar la cantidad de población de un lugar, se acostumbraba multiplicar por 10 el aforo del anfiteatro.

El Camino Sagrado – Foto de portada

Un pasaje de bloques y columnas de piedra, algunas inscripciones componen El Camino Sagrado, lugar perfecto para una sesión de fotos de portada. Después, vamos bordeando el centro comercial de Éfeso (Ágora) y la calle del puerto.

La zona comercial o Tetrágonos Ágora, estuvo compuesta por negocios, oficinas administrativas, un tribunal judicial y patio central. Debido a los terremotos fueron destruyéndola, actualmente quedan solo restos.

Inscrpciones en las Ruinas de Éfeso, Turquía
Inscrpciones en las Ruinas de Éfeso, Turquía. Fuente: Zigor Agirrezabala Vitoria en Pixabay

Templo de Artemisa

Solo una columna de las 120 es la sobreviviente del Templo de Artemisa, una de las 7 Maravillas del Mundo Antiguo, donde se veneraba a la diosa del mismo nombre, gran divinidad olímpica, hija de Zeus, hermana de Apolo. El templo fue varias veces saqueado, incendiado y levantado desde cero.

La Casa de la Virgen María

De acuerdo a la tradición se dice que San Juan, el apóstol amado, llevó a la Virgen María hasta esta casa después de la crucifixión de Jesús. Incluso, se cuenta que ella subió a los cielos desde Éfeso y él fue enterrado en el lugar (Basílica de San Juan), donde puedes visitar su tumba.

Actualmente, es un centro principal de devoción mariana, difusión del cristianismo y peregrinación que se realiza cada 15 de Agosto.

La entrada a la Casa de la Virgen María te costará 6 € o 55 liras turcas

Qué hacer en Las Ruinas de Éfeso

Te cuento qué hacer en Éfeso, Turquía, la ciudad más importante del Imperio Romano, centro económico, social y político de Asia. Su población llegó a superar las 250 mil personas, para albergarlos fueron construidos numerosos edificios públicos.

Gato en las Ruinas de Éfeso, Turquía
Gato en las Ruinas de Éfeso, Turquía. Fuente: Biea en Pixabay
  • Puedes disfrutar de un almuerzo local en Selçuk.
  • Visita el Museo de Éfeso en Selçuk, en sus diversas salas puedes ver restos arquológicos, utensilios y objetos de la época.
  • Conoce las letrinas o baños públicos romanos utilizado por los ciudadanos, quienes realizaban su respectiva limpieza en los canales de agua dulce.
  • Sácate una foto con los gatos que te acompañan en tu viaje de turismo por Éfeso.
  • ¿Quieres nadar?, pues alucinemos un poco en la Fuente de Trajano, tiene dos pisos sostenidos por columnas con piscinas ornamentales. Una se llenaba primero hasta que el agua rebalsaba a la segunda.
  • ¿Siempre quieres nadar?, bueno, a 7 kms de Selçuk, está la Playa de Pamucak, disfruta allí de un bello atardecer.
  • Anímate a mover un poco el cuerpo, ellos también se mantenían en forma en el Gimnasio de Vedius. Allí los jóvenes recibían clases de expresión, deporte, arte, literatura y teatro. Su entrada es por la parte sur, donde verás un patio rodeado de columnas.

Preguntas Frecuentes

¿Cuál es la mejor época para viajar a las Ruinas de Éfeso?

Entre julio y setiempre es una época ideal para tomar unas vacaciones.

¿Dónde dormir en las Ruinas de Éfeso?

Puedes hacerlo en el pueblo de Selçuk (Hotel Kalehan), debido a su ubicación tendrás acceso facilmente a todas las atracciones. Pero, si lo que buscas es un lugar mágico, Sirinçe te dejará cautivado con sus terrazas.

¿Qué moneda debo llevar a Turquía?

La moneda oficial de Turquía es la Lira Turca (TL), para conocer del cambio de divisas puedes revisar Moneda para viajar a Turquía.

¿Cómo llegar a las Ruinas de Éfeso?

Desde Estambul puedes tomar un vuelo a Izmir (Esmirna) de 1 hora y media o en bus de 9 horas. Luego hacer un recorrido en auto, bus o metro para llegar a Éfeso, ubicado en el pueblo de Selçuk, trayecto de 45 minutos.

Recomendaciones

  • Las edificaciones y las calles de Éfeso no tienen sombra, debes habilitarte de un protector solar y una gorra. Sin embrago, a los costados hay árboles, los puedes utilizar para reposar.
  • Visítalo muy temprano o a la última hora del día (menor afluencia), aquí puedes ver el horario de visita.
  • Recuerda llevar tarjetas de memoria extra, power bank, cámara de video o un móvil con buena resolución. La puerta de Hércules te lo agradecerá, esa toma será genial y también las que sacarás después en tu recorrido por Capadocia.
  • En la puerta principal de Éfeso hay muchos puestos donde puedes comprar agua para el recorrido y a la salida llevarte un souvenir.

Viaja por Éfeso y siéntete como en una novela turca, al estilo de Hasret y Murat en Gonulcelen. ¡Te espero en Turquía! 😉

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.