Volveremos a Viajar después del Covid-19

Los grandes cambios se generan en la mayoría de las ocasiones sobre un pequeño gesto o evento que, con o sin explicación plausible, encuentra las condiciones idóneas para germinar y difundirse, multiplicándose y alcanzando a un gran número de personas que son convencidas y que finalmente provocan que suceda un determinado cambio. Este es el ánimo de este manifiesto viajero.

Volveremos a viajar

El COVID-19, con su propagación internacional, ha provocado en apenas dos semanas un cambio global sin precedentes similares desde la denominada Gripe Española de 1918: hemos dejado de viajar, por imposición y por miedo. Ni las grandes crisis económicas pasadas habían producido tanto temor personal, social y global. 

Ahora es el momento de quedarse en casa pero junto con nuestra condición gregaria , los desplazamientos han sido y serán parte de un futuro inevitable. Porque más allá de las consecuencias económicas de un cierre duradero de fronteras, debemos recordar que la humanidad ha forjado sus mayores logros sobre la inquietud del descubrimiento y el gen de la aventura. Grandes viajeros produjeron grandes cambios: Marco Polo, Magallanes, Livingstone, Amudsen, Darwin, Sir Richard Burton, Kapuscinski, Isabella Bird, Egeria, Jean Godall, James Cook…

Bien sea por necesidad de supervivencia o por inquietud aventurera, el ser humano no puede quedarse aislado, encerrado, es contra natura. Además de los beneficios sociales, tenemos que recordar que viajar es un hábito que mejora nuestra condición personal: mejora tu estado emocional, elimina las tensiones diarias, aumenta tu creatividad, expande tu red social, amplia la tolerancia a la diversidad cultural, intensifica tus buenos recuerdos y te prepara para reaccionar en situaciones desconocidas. En consecuencia, nos convierte en una mejor sociedad.

Vivimos ingratos momentos en el sector del viaje para el que lo que está por llegar, la duración y magnitud de sus consecuencias, son por ahora impredecibles tanto en tiempo como en cuantía. Por esto, debemos estar unidos, proponer iniciativas, generar consenso, promover alianzas y adquirir compromisos. No debemos caer en la desazón o el pesimismo que nos envuelve como país sino fijarnos como meta vencer la adversidad en estos tiempos tan sumamente inciertos. 

Y es probable que recuperar ese espacio de libertad pueda demorarse pero mientras tanto podemos seguir recorriendo, imaginando, planificando, todos los destinos y sus rutas, y las ciudades que pronto visitaremos. Con estos gestos será como continuar viajando, el retorno al kilómetro cero. 

Ahora es el momento de quedarse en casa, pero volveremos a viajar, porque sería inconcebible que el mundo que hoy conocemos pasara, de repente, a comportarse de una manera tan diferente. Sería contra natura

#volveremosaviajar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.